La rutina puede enfriar un poco la acción en el dormitorio de una pareja. Esto no significa que se haya acabado el amor, simplemente el cansancio, las ocupaciones y el no innovar en el sexo conllevo a eso. Pero nosotros te ayudaremos a calentar la relación nuevamente con estas 5 formas de sorprender a tu pareja en la cama.

Cómo sorprender a tu pareja en la cama

Para sorprender a tu pareja en la cama hay varios truquillos que puedes usar, van desde juegos a nuevos estilos de interactuar desde las habitaciones del hogar. Estas son algunas de nuestras favoritas.

Jugar al prisionero

Puedes fingir con tu pareja que eres un chico o una chica muy mala, que has cometido un delito y que debes ser puesto bajo las rejas de amor. Deja que tu pareja haga del activo mientras tú eres el atado y sumiso delincuente.

En este juego puedes probar un poco de rudeza al estilo bdsm (Bondage, Disciplina, Dominación y Sumisión), acompañado de instrumentos como esposas, látigos, arnés y lencería de cuero.

La diversión, el placer y la picardía estará a la orden del día.

Caliente y frío

Si prefieres un juego menos rudo que el anterior, una buena alternativa para sorprender a tu pareja en la cama es con “Caliente y frío”.

En esta dinámica de cama debes tener un objeto caliente (como la cera de una vela aún encendida) y uno frío (un cubo de hielo), con estos deberás ir pasando por las zonas erógenas de tu pareja para darle placer hasta que ambos estén listos para ir por más.

La caja X

El divertidísimo y misterioso juego de la caja X es algo es una de las mejores formas de sorprender a tu pareja en la cama. Consiste en que ambos escriban lo que quisieran experimentar en la cama en papelitos que luego serán metidos en una caja misteriosa, de la cual la mano elegida sacará uno que tendrá luego que replicar.

Esto no solo permite que ambos prueben nuevas cosas, sino que cumple con la fantasía de alguno de los dos ¡Y quien sabe, capaz termina por gustarle al otro!

Bomba sexual

Con la ayuda de papelitos deben colocar periodos de tiempo como 5 minutos, 10 minutos, 15 minutos o 20 minutos. El tiempo que toque será el que durarán en juegos previos hasta que se acaben los minutos y ¡BOOM! Explote la bomba de placer (ahí ya podrán pasar a la acción más directa.

La batalla

Nuestra última sugerencia nos lleva al campo de batalla que denominamos cama, con dos luchadores completamente desnudos (tu pareja y tú) y armas realmente peligrosas; almohadas.

La idea es que luchen con sus almohadas para que la interacción y la desnudez los ayude a llegar a una situación de libertad y diversión que termine en un placer inmedible.

Recuerda siempre hacer de la habitación un lugar seguro para tu pareja y tú, donde ambos se compenetren y marquen límites. Estos juegos pueden ayudar a elevar el calor, siempre y cuando se haga bajo consenso.

Kommentieren Sie den Artikel

Bitte geben Sie Ihren Kommentar ein!
Bitte geben Sie hier Ihren Namen ein